UMBILICAL

Ella se mimetiza con los elementos, los habita, y se alínea con el universo. Tierra que sostiene, engendra, revive. Agua que penetra, fluye, adapta. Fuego que transmuta, visibiliza. Aire que mueve y abarca todo. Su naturaleza cíclica contiene la obscuridad y la luz.

El cuerpo transgrede su ser, respira y se mueve incesantemente. Guardiana de una cueva líquida, portadora de una semilla de luz. Viaje compartido de enérgicas vivencias y caminos por erigir.